Estás aquí: Portada > Noticias


“Volunfair” Feria Universitaria de Voluntariado

Grabar en formato PDF

Los días 12 y 13 de febrero participamos en una feria de voluntariado en la Escuela de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid. Sí, la Universidad pública, llena de jóvenes con una calidad humana impresionante y una vida llena que rebosa ilusión.
Un grupo de 70 jóvenes, estudiantes de distintos cursos de Ingeniería Industrial, llevan cinco años organizando una feria universitaria de voluntariado. Allí se inscriben diversas ONGS, asociaciones religiosas, etc., y ponen un stand con sus propuestas. El lema de este año era: “No hay mar sin gotas”, sobre la frase de la Madre Teresa de Calcuta: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”.
A nosotras, gracias a que Madre Blanca hizo la petición y la inscripción, nos dieron la oportunidad de poner un stand el día 13 de febrero, aunque este evento empezaba el día 12, y por esos fuimos antes para ver y tener claro lo que íbamos a hacer al día siguiente.

Desde el primer momento en que pusimos allí los pies percibimos la acogida. En la puerta estaba una joven llamada Almudena que al vernos dijo: ¿Blanca?, y ahí empezó nuestra sorpresa, ¡qué calidad de jóvenes!, con una sonrisa acogían nuestra presencia y nos sentimos en nuestro lugar. Empezamos viendo los stands, uno a uno, interesándonos por sus variadas propuestas, unas más interesantes que otras, unos aconfesionales y otros religiosos; entre los que estaban Obras Misionales Pontificias, Cruz Roja, Cáritas, Misiones Javerianas, San Camilo, Hogar Don Orione y Misioneras de la Caridad, aunque representadas por los laicos, las Hermanitas de los Pobres, Concepcionistas de la Enseñanza y un montón, hasta 65 stands, que en los dos días fueron visitados por más de 4.500 jóvenes universitarios de Madrid.

A media mañana convocaron en un salón de actos a una charla y una representación. El escenario estaba lleno de lamparitas y, en el centro, tenían dos camas: en una estaba un chico y en la otra una chica. Nosotras pensábamos ¿qué harán ahí? Pronto supimos lo que querían representar: ese joven, Rodrigo, acaba de pasar un cáncer de rodilla (desde los 16 años) y la chica, Rocío, es su novia. Contaron su experiencia de superación, sus momentos difíciles y aquéllos en los que uno necesitaba apoyo del otro. Emociona ver cómo jóvenes de 19 años tienen esa experiencia y esa superación y ahora animan el voluntariado de jóvenes para visitar enfermos.

Al día siguiente nos encaminamos para poner nuestro stand y pasar el día. Preparamos un stand muy bonito, y no tardaron en llegar jóvenes con los que pudimos hablar de nuestra misión y ofrecerles algunos lugares para realizar una experiencia de voluntariado misionero, en colaboración con nuestras hermanas.
Muchos de estos jóvenes llegan pronto, para empezar el día con la Eucaristía de las 8 de la mañana que tienen diariamente en la capilla y eso se nota.
Para mí la actitud de estos jóvenes ha sido un aldabonazo para examinar mis actitudes y mi coherencia; también para preguntarme cómo recibo en mi corazón a quien se acerca a mí y qué dejo en el corazón de los demás, dónde está la alegría de mi día a día, mi delicadeza en el trato y un largo etc. que se suscitaron en mí al pasar estos dos días con ellos.
El día fue magnífico, en un ambiente de cariño y cercanía en el que se respiraba paz.

Que Dios bendiga a estos jóvenes para que continúen abriéndose a la gracia y sigan siendo instrumentos en las manos de Dios para que otros jóvenes descubran el Rostro Misericordioso y Bondadoso de Jesús que se hace pobre en los más necesitados.

Sor Carmen Señor, Sierva de Jesús

Portafolio

Recomendamos