Estás aquí: Portada > Noticias


Venerable Mariano José de Ibargüengoitia

Grabar en formato PDF

Al recorrer las calles del casco viejo de Bilbao, se disfruta contemplando su belleza, su historia. Calles estrechas por donde caminaron Santa María Josefa del Corazón de Jesús, los Beatos Hermano Garate, Rafaela Ibarra, Margarita López de Maturana, el Padre Arrupe y tantos otros que nacieron, vivieron y se santificaron en esta noble tierra vasca. Entre ellos está D. Mariano José, que nació en la calle del Correo, nº 3, por eso lo bautizaron en la Basílica de Santiago (actual Catedral), de donde años después, ya siendo sacerdote, sería párroco.

La imaginación nos traslada a las siete calles del Bilbao del siglo XIX, tiempo convulso, pero que forjó hombres y mujeres recios, con grandes ideales, como son: la gloria de Dios, la extensión de su Reino, el desarrollo humano y la salvación de sus hermanos. Así fue D. Mariano, un hombre recio, trabajador incansable que solía decir: “Para que es la vida, sino para trabajar”. Hombre de oración y penitencia, que ardía en celo por la salvación de las almas, de ahí su incansable actividad apostólica.

El Señor, en sus designios, puso en el camino de Santa María Josefa a este celoso sacerdote, que desde 1871 fue el director espiritual y cofundador de la nueva Congregación de las Siervas de Jesús de la Caridad. A su muerte, acaecida el 31 de enero de 1888 en la Villa de Bilbao, Santa María Josefa escribe a sus hijas las Siervas de Jesús: “Es una voz general la de que lo hemos de ver en los altares, y si el Señor me concede algunos años de vida, seré la primera en promover su canonización”. (Carta 10 de febrero de 1888)

Recordando el próximo aniversario de su muerte, pidámosle las gracias que necesitemos para que pronto se haga realidad el deseo de Santa María Josefa y podamos ver en los altares a este venerable sacerdote.

Portafolio

Recomendamos