BIOGRAFIA DE LAS CUATRO COFUNDADORAS

Grabar en formato PDF

MADRE SACRAMENTO MIGUEL MANSILLA

Nació el día 10 de Octubre de 1846 en Mansilla (Burgos).

Hizo los Votos Temporales en el Oratorio de la habitación, casa nº 23 de la calle de la Ronda, casa matriz de Bilbao el día 21 de junio de 1875.
Y la Profesión Perpetua en el Oratorio de las Siervas de Jesús de Vitoria, el día 18 de Mayo de 1887.

La Madre Sacramento fue una de las dos primeras compañeras de nuestra Madre y con ella inició nuestro Santo Instituto el 25 de Julio de 1871. La secundó y cooperó en la gran empresa de la Fundación de las Siervas de Jesús.

Su pulcritud de espíritu y magnífica floración de virtudes como: la paciencia, la humildad, su gran espíritu de mortificación, su ardoroso celo, su caridad heroica, su fortaleza inquebrantable, tenían su fuente y manantial en sus dos grandes amores: El Santísimo Sacramento y la Pasión del Señor.
El 21 de junio de 1875 después de hacer los primeros votos se procedió a la elección de cargos, saliendo elegida Superiora General Sor Corazón de Jesús y ésta propuso a la Hermana Sor Santísimo Sacramento para el Cargo de Ecónoma, mereciendo la aprobación de la pequeña Comunidad.

Se le encomendaron las primeras fundaciones del Instituto: Castro Urdiales (Santander) 1875; Valladolid 1878; Vitoria 1880; León 1881; Oviedo 1882; Palma de Mallorca 1888 y Madrid 1995. Dando en todas partes testimonio de sacrificio y entrega a Dios. Fue Superiora en Oviedo hasta tres años antes de su muerte.

Escribió dos relaciones, limitándose en ambas a exponer -con pequeñísimas variantes- los comienzos del Instituto y las virtudes que admiró en la Madre María Josefa, virtudes que fueron el móvil que las llevó a fijarse en ella y elegirla como directora de la obra a realizar.

Falleció en Oviedo el día 26 de Noviembre de 1924, a las 10 de la noche. Su muerte fue sentidísima en todo el Principado de Asturias, donde durante 39 años prodigó la caridad en el ejercicio de nuestro ministerio.

MADRE MARÍA DE LA CONCEPCIÓN DAVILA GARCIA

Nació en la villa de Arévalo (Ávila) el día 24 de Junio de 1847.

Fue bautizada en la misma pila bautismal que Santa Teresa.
Hizo los Votos Temporales en el Oratorio de la habitación, casa nº 23 de la calle de la Ronda, casa matriz de Bilbao el día 21 de junio de 1875.
Y la Profesión Perpetua en el Oratorio de las Siervas de Jesús de Vitoria, el día 18 de Mayo de 1887.

Es una de las Cofundadoras. Amantísima y entrañablemente adicta a nuestra Madre, y con ella vivió los primeros años. En 1879 fue nombrada Superiora del Hospital de Castro Urdiales, cargo que desempeñó hasta 1899.

Humilde y perfecta religiosa, vivió oculta a las miradas ajenas, hasta el extremo de no conocerla de Superiora más que las personas más íntimas de la casa. Siempre ocupada en los oficios más humildes. Amante de la pobreza, pero sin ser mezquina con los demás. De gran caridad y paciencia. Observantísima de las Reglas.

Falleció el día 15 de octubre de 1900 en la villa de Castro Urdiales (Santander), de tifus contagiada parece ser de un tífico al que ella le lavaba la ropa. Su muerte fue muy sentida y muy llorada de cuantas personas la trataron y su entierro y funeral fueron una gran manifestación.
Fue la primera de las Cofundadoras que murió.

MADRE MARÍA DE LA SOLEDAD GALARRAGA ECHEVARRÍA

Nació el 10 de febrero de 1834 en Vidania (Guipúzcoa).

Hizo los Votos Temporales en el Oratorio de la habitación, casa nº 23 de la calle de la Ronda, casa matriz de Bilbao el día 21 de junio de 1875.
Y la Profesión Perpetua en el Oratorio de las Siervas de Jesús de Vitoria, el día 18 de Mayo de 1887.

Fue una de las cuatro Cofundadoras que compartieron con nuestra Madre Fundadora los trabajos y sacrificios de la fundación del Instituto y su confidente íntima durante los nueve años que vivió a su lado, hecho que pone de manifiesto la estima que ésta siempre la tuvo.

Escribió dos relaciones sobre N.B.M., una en 1915 y otra en 1916, las titula “HEROÍNA DEL SIGLO XX”.

Ejemplarísima en la observancia de las Reglas, tanto como Superiora por la común observancia, como después en los últimos años, que a causa de sus enfermedades no podía desempeñar ningún cargo.

Estuvo de Superiora en Burgos 1881-1883.

Jamás se dispensó de ninguna regla; cuando ya no podía leer rezaba a coro con la comunidad asistiendo a todos los actos hasta los 91 años. La Misa la oía siempre de rodillas y mientras pudo no consintió que las demás hiciesen las cosas de su obligación.

El respeto y la obediencia a sus Superiores fueron unas de sus más salientes virtudes.

Falleció en Logroño el día 21 de enero de 1927 a los 93 años de edad y 55 de vida religiosa

MADRE MARÍA MERCEDES EGUREN ARMENDARIZ

Nació en Elorrio (Vizcaya) el día 5 de octubre de 1948.

La casa de sus padres estaba contigua a la de los padres de San Valentín de Berrio Ochoa. Cuando el Santo estaba en misiones y escribía a sus padres, éstos iban a que la niña les leyese las cartas y le escribiese, porque ellos no sabían.

Hizo los Votos Temporales en el Oratorio de la habitación, casa nº 23 de la calle de la Ronda, casa matriz de Bilbao el día 21 de junio de 1875.
Y la Profesión Perpetua en el Oratorio de las Siervas de Jesús de Vitoria, el día 18 de Mayo de 1887.

Acudió para formar parte del incipiente Instituto, al ser llamada por la Madre Fundadora, a comienzos del año 1872.

La Madre Mercedes, era de corazón amable y cariñoso, amante de la santa pobreza y humilde, sobresalió en la caridad.

Amó tiernamente a nuestra Madre Fundadora y no se separó de su lado, aunque estaba separada personalmente por sus cargos y demás, pero siempre para todo al lado de la Madre y con la Madre como se desprende de las cartas que, ella y las demás Cofundadoras, le escribieron desde sus respectivas residencias.

Estuvo como Superiora en: Burgos 1879-1881; Valladolid 1881-1887; Avilés 1887; Cartagena, 1888-1912. La obra de esta casa, le hizo padecer mucho. Desde entonces empezó a decaer intelectual y físicamente, tanto que en muchos años no pudo ocuparse de nada más que de la observancia regular de la que era ejemplarísima. Su vida fue consumiéndose sin enfermedad y sin guardar cama. Días antes de morir recibió los Santos Sacramentos con gran fervor y confortada con la bendición de S.S. el Papa Pío XI y la de la Rvdma Madre General, entregó su alma a Dios en Totana el día 11 de febrero de 1927 a los 78 años de edad y 55 de vida religiosa.

Recomendamos