Estás aquí: Portada > Noticias


18 de Mayo

Grabar en formato PDF

“Para las Siervas de Jesús más he sido Madre que Superiora” (Santa María Josefa)

Esto lo pueden afirmar sus hijas las Siervas de Jesús y la gran familia nacida de su corazón: los religiosos y los Laicos Siervos de Jesús.

Madre Corazón, como se la conocía, estuvo durante 40 años al frente de la Congregación fundada por ella en 1871. En sus cartas dejó plasmada su rica espiritualidad concretada en su gran amor a la Eucaristía y al Sagrado Corazón, la vocación a abrazarse a la cruz participando en el dolor Redentor de Cristo, y la plena dedicación al servicio de los enfermos encarnada en un espíritu contemplativo.
Hizo notar: «La caridad y el amor mutuo, forman aún en esta vida el cielo de las comunidades. Sin cruz no hemos de estar, dondequiera que vayamos la vida religiosa es vida de sacrificio y de abnegación. El fundamento de la mayor perfección es la caridad fraterna». Encomendaba a sus hijas: «Sean compasivas con los enfermos, en el lecho del dolor, todos son igualmente necesitados».

Al final, postrada, como se hallaban tantos en los que pensó al poner en marcha la fundación y a los que había dedicado su vida, al sentir el afecto y delicadeza de sus hermanas pedía que no le dispensaran un trato deferente: «Dejadme morir como una pobre religiosa… Tratadme como a los pobres, quiero morir como he vivido…».

En el día de su fiesta, las Religiosas, los Religiosos y los Laicos, en todas las partes del mundo, formando un solo corazón nos unimos para dar gracias al Señor por habernos dado por Madre a esta santa mujer, con un corazón semejante al Corazón de Cristo.

¡Felicidades Madre María Josefa!

S.M.D.B.
Sierva de Jesús

Portafolio

Recomendamos